El sistema y los sin techo

17 Sep

Miró al cielo. Esas nubes no presagiaban nada bueno. Debería buscar un sitio donde pasar la noche si no quería quedar empapado otra vez. Ya había pasado un mes desde que se quedó sin casa. Luis no aceptaba la situación que tenía. Dormir en la calle es algo que jamás pensó que le pudiera pasar. Cuando estaba en la cresta de la ola y las cosas iban mas que bien miraba con soberbia a esos marginados de los bancos. Eran todos unos vagos, unos borrachos, unos drogatas y unos vividores.

Notó que su tripa rugía, no sabía cuantos días hacía que no comía un plato caliente. Los bocadillos eran un lujo que le traía es pobre sra. mayor cada día por la tarde. No sabía que podía existir gente tan generosa en el mundo.

Pero sin duda lo que peor llevaba era no poder darse una ducha de agua caliente.La fuente no era la mejor opción pero la utilizaba a diario. Intentó de forma desesperada que le dejaran utilizar las duchas del albergue de su ciudad pero un rígido profesional solo le entregó el formulario 4550 en el que se le pedia un montón de documentación. No podía acceder a toda esa documentación y ni siquiera entendía que tenía eso que ver con el hecho de poder ir limpio. Sentirse limpio le ayudaba a sentir que seguía siendo persona, que no era un animal. Pero el sistema en su imnesa perversión le ponía trabas a algo tan primario como la limpieza.

Esta es la historia de Luis pero podría ser la historia de Ana, Ramón o la tuya. Cada día que pasa alguien se queda en la calle. No creo que exista nada mas duro. No tener un sitio a donde volver, un espacio por pequeño que sea donde tengas tus cosas y poder sentirte a salvo.

El sistema ignora el problema, los que están en la calle no llegan a nivel de persona por tanto no existen.
De un tiempo a esta parte he visto mucha gente que ha pasado de tener un vida “normal” a estar en la calle y he visto como los profesionales dejan de tratarles como seres humanos. No es que me apene eso, me produce rabia.

Así que hoy dedico mi post a todos aquellos que están en la calle y que no tienen voz para que nos concienciemos, para que pensemos cuando vemos a esa persona en un banco o en el suelo de un cajero que eso nos podría pasar a nosotros también.
Os dejo un video que supongo ya habréis visto pero refleja como estas personas se vuelven invisibles.

Besos Molones

Anuncios

5 comentarios to “El sistema y los sin techo”

  1. mamaenbulgaria 19 septiembre, 2014 a 9:18 #

    ¿Se pide documentación a los mendigos para dejarles asearse? O_o
    El vídeo es impresionante…

    • ruthenmeyer 19 septiembre, 2014 a 9:21 #

      Si, el otro día vino a verme un chico y me enseño el papel con todo lo que le habían pedido para ducharse. Aun estoy indignada! El video refleja la triste realidad de como te puedes volver invisible. Gracias por comentar!!

  2. Marta 19 septiembre, 2014 a 10:32 #

    Ese video me lo mandó una amiga, e impresiona. Hay que ver como ayudar sólo lo hacen unos pocos y a determinadas personas. No somos empáticos. Ni nos damos cuenta que el día de mañana, podríamos acabar así.

  3. tetaupa 19 septiembre, 2014 a 14:29 #

    Duro, injusto y frustrante.
    Hoy un familiar me decía, “es que todo esto es invisible”. Solo lo vemos cuando nos pasa. Muy tristre.

  4. Cristina 19 septiembre, 2014 a 21:29 #

    Madre mía, yo el vídeo no lo había visto pero la verdad es que es impresionante, muy fuerte, qué injusto es todo, no me extraña que te de rabia, qué barbaridad!!! Y además llevas toda la razón del mundo, nos puede pasar a cualquiera. Me he quedado impresionada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: