Si trataras a tu hijo como un invitado…

29 Abr

Cuida a tus hijos como si fueran tus invitados. Os parece muy duro? A mi me parece que muchas veces tratamos a desconocidos muchisimo mejor de lo que tratamos a nuestros propios hijos.
Vamos a poner unos ejemplos y después de leer el post me decís si estais o no de acuerdo.

1.- Si trataras a tu hijo como si fuera tu invitado jamás le obligarías a comer.

Aunque hayas pasado toda la tarde en la cocina preparando unos suculentos platos y postres no dirás absolutamente nada si el invitado solo prueba dos bocados y con una super sonrisa te dice que ya no puede comer más.

No le mirarás con mala cara ni le dirás; venga nene dos cucharadas mas? Te vas a quedar pequeño y no crecerás sino te terminas todo lo del plato. Sería ridículo no? Y si respetas el hambre que tiene un extraño porque no respetas el que tiene tu hijo.

2.- Si trataras a tu hijo como si fuera tu invitado jamás le hablarías gritando.

No se hace eso a la gente que te viene a visitar. Siempre con una buena sonrisa, le hablas con educación escuchando todas sus tonterías sobre cosas que probablemente no te interesan y poniendo cara de estar escuchando lo mas guay de tu vida.

No le gritas si se le caen las cosas, si vierte una copa de vino sobre la manteleria de la abuela no te pones a gritarle, te levantas, lo limpias y le dices al otro que no importa que se lava y ya esta. Entonces, porque si esto mismo sucede con tu hijo si acabas gritándole? Acaso no acabará el mismo mantel en la lavadora?

3.- Si trataras a tu hijo como si fuera tu invitado no le pegarias la bronca si rompe algun objeto de tu casa. Ese jarrón, ese objeto preciado que tu invitado rompe sin querer no provocaría en ti un cabreo acompañado de gritos, verdad? Claro que no porque eso sería desmesurado y además posiblemente el invitado te mandaría a la mierda. Pero en cambio nos cabrea de sobremanera que un niño que seguramente no logra entender que ha pasado rompa algo. Es absurdo.

4.- Si trataras a tu hijo como si fuera un invitado le pedirías perdón. Sin duda, si sucediera cualquier cosa que le molestara, que le doliera pedirías disculpas rápidamente. En cambio parece que pedir perdón a un niño es algo que no se puede hacer. Pocas, poquísimas veces veo a madres/padres o a personas pedir perdón a los niños. Pero eso si, luego exigimos que ellos lo hagan. Una gran contradicción.

Que os parecen mis argumentos? Tratamos mejor a nuestros “invitados” que a nuestros hijos? Es tan triste que no sepamos darnos cuenta que los manteles se limpian, que los jarrones se tiran, que los perdones alivian y que los gritos duelen.

Trata a tu hijo como su fuera el invitado mas importante que vas a tener en toda tu vida.

Besos Molones.

Anuncios

13 comentarios to “Si trataras a tu hijo como un invitado…”

  1. patubel 29 abril, 2014 a 10:22 #

    Tienes muchísima razón. Yo por mi parte hace tiempo que deje de darle importarcia a las cosas materiales y procuro regañar solo a mis hijos por cosas importantes. Las manchas en el mantel se limpian o se tira el mantel y punto, pero una mancha en su corazon no se puede limpiar tan facilmente.

  2. Coses de Mami 29 abril, 2014 a 10:42 #

    Estoy deacuerdo contigo. Pero los invitados no entran en casa y se vuelven locos, ni rompen y tiran cosas. Un toque de atención se les tiene que dar. No digo ni gritando, ni pegando, ni haciéndoles sentir mal.

    Pero si que os propongo hablar más con ellos y haciéndolos reflexionar desde muy pequeños de las cosas que se pueden y no se pueden hacer. Mis hijos ahora tienen 3 y 1 añitos y cuando se pelean o rompen algo les explico y les doy a conocer el cómo pueden hacer las cosas para que la próxima vez lo hagan mejor.

    A veces parece que no te entienden ni te escuchan, pero os garantizo que si lo hacen. Son esponjas y lo pillan todo. Si tu eres reflexivo/a con tus hijos ellos lo serán contigo.

    • ruthenmeyer 29 abril, 2014 a 10:46 #

      Claro que hay que explicar lo que esta bien y lo que esta mal, justamente de eso se trata. La reflexión es justamente que eso es lo que deberíamos hacer aunque todas sabemos que no siempre es asi, y que muchas veces las cosas se terminan gritando yo la primera que parezco una loca a veces.
      Muchas gracias por tu comentario.

      • Coses de Mami 29 abril, 2014 a 10:57 #

        Gracias a ti por esta entrada tan interesante

  3. Antonias' view 29 abril, 2014 a 10:51 #

    Es cierto lo que dices, pero también es cierto lo que dice Coses de Mami…

    Es complicado comparar los invitados con tus hijos porque los comportamientos son muy distintos, pero sí el trato hacia ellos no sólo es comparable, si no también aplicable…

    Y nos ha encantado lo del perdón…es muy cierto…siempre exigimos perdón pero casi nunca lo damos…Nosotras lo hacemos siempre…el respeto se gana con respeto y el amor con amor…

    Un post muy interesante…

    B7s!

  4. Marta 29 abril, 2014 a 10:58 #

    Sí, tienes razón en que hay veces que olvidamos que nuestros hijos son más importantes que las visitas. Pero tal vez porque les exigimos más, los invitados sólo están de paso, nos ponemos más nerviosas, cuando algo se cae, o hacen algo que no entendemos.

    • ruthenmeyer 29 abril, 2014 a 10:59 #

      Claro que a los invitados no los educamos, aunque a algunos les haría mucha falta!! Jajajajaja gracias por comentar Marta!!

      • Marta 29 abril, 2014 a 11:01 #

        Jajajaj, es verdad, hay algunos que… tela!

  5. Lydia Almansa 29 abril, 2014 a 13:48 #

    Cuanta razón tienes… de ahí el dicho: la confianza da asco… 😦

  6. Conxi Caballero 29 abril, 2014 a 15:26 #

    Pues mira has puesto en esta entrada todo lo que yo no podía expresar con palabras, una entrada de lo más acertada.

  7. Lois Nenúfar 29 abril, 2014 a 18:56 #

    Pero a que si tus invitados te joden un mantel o cualquier cosa especial, les pondrás una sonrisa pero les llamarás de todo por dentro!?? jajajajajaja yo me cago en todo!!!
    Es cierto que deberíamos frenar un poquito el grito, me parece que es una asignatura pendiente de todo pichichi. Pero también es verdad, que la educación que tengan mis invitados me importará un bledo, la de mi hija no, con no volverles a invitar resuelves el asunto ^_^ y a nuestros hijos no podemos mandarles a Parla… Cuando se vayan después seguro que diré en la confianza de mi hogar…será becerr@!!! y eso no quiero que pase con mi hija jajaja
    Muy buena entrada guapa 😉

  8. Pues hoy… la he tenido yo con mi hija para comer…. y yo le tengoq ue obligar, tiene que comer de todo, le guste o no, un invitado, a mi me da igual si no le gusta que coma en otro sitio, yo no me pongo nerviosa pq coma un invitado o no, me pongo nerviosa si mi hija no me come. http://miscositasyalgunascosasmas.blogspot.com.es/

  9. www.preparadaslistasya.com 12 mayo, 2014 a 16:31 #

    Qué razón tienes!!!! Aunque si lo piensas al revés, los invitados no te hablan mal, ni tiran cosas enfadados, ni te tratan A VECES como si fueras su esclava….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: