Mamá tiene secretos

13 Ene

Hay muchas cosas que nadie te explica cuando vas a ser madre. Tantas charlas, cursos, libros de crianza, comadronas, pediatras y al final las mujeres siguen sintiéndose solas en el manejo de algunas emociones.

Los sentimientos y emociones que vas a vivir  no siempre estarán llenos de alegría y optimismo. Sentimientos que en muchos momentos te pesaran como una losa, que silenciarás y llevarás tu sola como si fuera un enorme peso.

Para mi la explosión mas grande de sentimientos fue con el nacimiento de mi primer hijo.Tras el enorme desbarajuste hormonal yo me sentía perdida. Sentía en muchos momentos que no podía con esa situación.
Un bebé que llora sin consuelo,una reestructuración de la pareja, un entorno feliz y yo en medio de todo eso sintiéndome sola y perdida.

Lágrimas por la vida perdida y por la nueva que llegaba. Lágrimas y tristeza que no podía explicar.

Disgustada con un cuerpo que no reconocía me sentía la mujer mas horrorosa del mundo.Siendo algo tan deseado y buscado como  podía tener esos sentimientos tan contradictorios? Porque aunque suene doloroso decirlo en muchos momentos quería huir.
Necesitaba un rato pequeño para ser YO. Ese yo que desaparece cuando te dan el nuevo título de madre y que tardas en recuperar, algunas muchísimos años.

El ser humano es uno de los animales que se adapta a las nuevas situaciones y eso es lo que haces, te adaptas hasta que consigues reformularte de nuevo.

Ahora casi cinco años mas tarde veo aquello como una etapa durilla, pero no tanto como lo sentí.

Pero ahora tengo otros secretos. Porque sigue habiendo momentos en los que me gustaría huir. Coger un tren e irme unos días un poco lejos.

Aunque ya no me siento mal por ellos. Ya no me siento mal por decir que necesito un espacio para mi. Y me encanta hacer cosas con ellos, pero también hacerlas sola, o con mi pareja o con alguna amiga. Y no pasa nada por eso.

Mamá tiene secretos, pues claro tu no tienes secretos?

Besos Molones.

Anuncios

6 comentarios to “Mamá tiene secretos”

  1. thebluemonster 13 enero, 2014 a 13:13 #

    Hola Ruth,
    Uf cuantas cosas que has contado para ser secretas! Nadie nos cuenta la cara oculta de la maternidad es verdad y a todos nos ha mordido en algún momento. Y entonces te sientes doblemente mal, por suerte sobrevivimos (más o menos) y lo contamos¿Qué distinto se ve todo desde la distancia no? Por el derecho a los secretos. Un abrazo y nos leemos.

  2. Silvia 13 enero, 2014 a 14:13 #

    Suscribo cada palabra. Cuando nació mi primer hijo tuve la suerte de tener a mi marido al lado casi 1 mes. El día en que se fue a trabajar por primera vez y me quedé sola con el bebé, me vi tan superada que el panzón de llorar fue tremendo.
    Gracias por hacerme sentir un poco más acompañada.

  3. Marta 13 enero, 2014 a 14:23 #

    Suscribo una a una todas tus palabras. Es tan necesario tener un huequito para una misma… Y con tu pareja, claro! Si una no está al 100% satisfecha consigo misma, es difícil que vea lo maravilloso que es la nueva vida con la maternidad.
    Besos especiales!

  4. Conxi Caballero 13 enero, 2014 a 14:24 #

    Pues si hija si, otra que cuando parió le entraron las ganas de hacer un rewind jajaajaj, y ahora a veces, también…

  5. Una mamá muy feliz 13 enero, 2014 a 16:04 #

    Has descrito exactamente como me he sentido y a veces sigo sintiendome!!!!!
    Recuerdo que la primera vez que fuimos a la pediatra de mi tesoro me dijo,” espavila, descansa y busca ayuda o dentro de poco vendrás como muchas y me dirás que tu vida es una mierda y antes era mejor”…los dos padres primerizos hiperfelices dijimos “qué barbaridad, quién puede pensar eso??” al poco tiempo me descubrí a mi misma pensándolo y lo que es peor no podía compartirlo porque sabía lo que iban a pensar de mí.
    Afortunadamente es una etapa y creo que se magnifican mucho los sentimientos.

    Es duro y muy difícil…y nadie nos lo avisa!!!

  6. planeandoserpadres 13 enero, 2014 a 17:37 #

    Yo llevo sólo dos meses con mi bichilla y, aunque no estoy nada a disgusto con mi nueva situación como mamá, sí que tengo la necesidad de escaparme aunque sólo sea un poquito, media horilla a la semana, a recorrer los pasillos de Mercadona a solas y tranquilamente. Sé que es una afición cutre pero con un bebé tan pequeñito ¡hasta esto me parece mucho pedir!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: