Mi filtro social

19 Nov

Por mi trabajo siempre llevo puesto un filtro, a veces incluso un bozal para no abrir la boca.

Intento no dar opiniones personales y dejar aparcado mi criterio porque en el fondo no soy yo la que tiene que tomar las decisiones si no el propio paciente. Y es algo que en general no me cuesta. Mi función reside en escuchar lo que el otro me dice, entender, empatizar no en dar mis opiniones.

Y después están todas esas buenas caras, sonrisas y demás falsedades que todos tenemos que hacer en el mundo laboral.

Yo a todo eso le llamo mi filtro social. Si, es como un filtro que me pongo para no soltar por mi boquita verdades directas y sin anestesia. Verdades que sin lugar a duda la persona que tengo delante no quiere oír. Así que sin mas, me callo y me pongo de espectadora. Esto por supuesto no quiere decir que deje que me falten al respeto,ni muchísimo menos pero si que intento mantenerme al margen de ciertos comentarios o incluso ignorarlos.

Os aseguro que algunas veces me sangra la boca de morderme la lengua ante alguna compañera que se merecería una respuesta a su nivel.

Otras mi filtro desaparece y el tsunami se despliega. Por suerte y con lo años esas ya van siendo las menos.

Pero otra cosa es la vida personal.

Reconozco que para eso me cuesta mas. No quiero tener que llevar ese filtro colocadito todo el día.

Seguramente mi madre diría que yo no lo llevo, que suelto lo que me place pero no es así exactamente. Intento no hacer daño gratuito y últimamente no responder si no me preguntan porque muchas veces el que te pregunta ya sabe lo que quiere oír y tu respuesta si no va en esa dirección no le gustará.

Pero no quiero reprimirme. No quiero estar rodeada de mi gente y no poder ser sincera. No quiero porque eso seria como trabajar 24 horas, como tener al jefe delante todo el día. Y eso no mola.

Así que yo y mi filtro pues ya nos hemos hecho muy amigos, lo dejo descansar algunos ratos durante el día pero no muy lejos no vaya a ser que se me enfade y no quiera volver mas.

Besos Molones.

Anuncios

5 comentarios to “Mi filtro social”

  1. Marta 19 noviembre, 2013 a 15:32 #

    Jajajaja, yo tengo un filtro también, pero como buena maña, o francesa, porque en algo se parecen los caracteres, tengo prontos (o tenía, ahora ya son muchos menos), que hacen que escupa culebras y sapos, y no piense en que, aunque sea verdad lo que digo, puede hacer daño.
    Me callo. Ja!

    Besos especiales!

  2. Conxi Caballero 19 noviembre, 2013 a 15:38 #

    Bueno yo creo que todos llevamos un filtro y que la personas que alardean de ser sinceras pecan muchas veces de maleducadas. Claro que hay personas tb que merecen toda nuestra malaeducación! Hayyy que complicadas son las relaciones sociales a veces…

  3. Ness 21 noviembre, 2013 a 0:38 #

    Me encanta tu filtro social con horario de oficina 🙂

  4. Tere nya 21 noviembre, 2013 a 20:24 #

    Haces bien, esto de los filtros te das cuenta con la edad de que es lo más “sensato”…
    Besos

Trackbacks/Pingbacks

  1. Mamá de dos niños | Srta. Ruthenmeyer te cuenta... - 21 noviembre, 2013

    […] de ayer una conocida me animaba a tener la “nena”. Debo decir que le respondí con mi filtro sino probablemente ya no nos […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: