No quiero ser una cenicienta: Me Empodero

6 Nov

Un día sin mas te das cuenta que los príncipes azules no existen, que no hay persona en el mundo que te quiera mas que tu misma, y que sin ese amor propio difícilmente podrás querer a los demás.

Y lees, observas y aprendes. Buscas cosas que te resuenen, que te lleguen, que las sientas en el estomago. Quieres ponerle nombre a tu sentimientos. Porque a nivel profesional, en la consulta llevo años empoderando a la gente, animando a tomar el control sobre su propia vida y a que tome sus propias decisiones acertadas o no.

Porque tengo que justificarme por estar a gusto conmigo misma?

Me he aceptado tal y como soy y aunque hay cosas que por supuesto se pueden mejorar, por fin me he quitado el peso de ser una cenicienta. Me quiero, no espero que nadie venga a rescatarme porque me rescato sola y mi compañero va a mi lado ni por encima ni por debajo.

Y eso tiene un nombre; empoderarse.

Empoderar que palabra tan extraña, verdad? Pero que es en realidad el empoderamiento?? Es algo nuevo?

Empoderarse no es mas que la necesidad de que las personas se fortalezcan en su capacidad de controlar su propia vida.

El empoderamiento de las mujeres no identifica el poder como dominación sobre otros, sino como el incremento de su autoestima, capacidades, educación, información y derechos; en definitiva, tomar el control de diversos recursos fundamentales con objeto de poder influir en los procesos de desarrollo.

Claves para el empoderamiento:

  • El trabajo es de dentro hacia fuera. Todo lo que se trabaja a nivel interno, aquello que realmente remueve, hace que sin esfuerzo el exterior también se arregle. No sirve de nada hacer talleres de belleza si te sientes fea.
  • Aceptarte tal y como eres. Sin duda no eres la mas bonita, ni la mas alta, ni la mas delgada, ni la mas rubia, ni la mas morena, pero eres UNICA. Y solo por eso TU ya eres especial. Puedes empezar por hacer una lista de todas las cosas buenas que tienes que estoy segura que son muchísimas.
  • Aprende a conocer tus miedos. El miedo es paralizante. Y muchos de esos miedos son fantasías que solo nos impiden avanzar. Sácalos fuera de ti, verbal o por escrito y verás como al hacerlo muchos de ellos desaparecen.
  • Desarrolla tu potencial. Atrévete! No pierdes nada por intentar conseguir tus sueños, vale mas luchar que quedarse pensando en lo que pudo haber sido…
  • Y muchas cosas mas, como dice la canción “…abre tus alas igual puedes volar…”

NO OLVIDES Y REPÍTETE CADA MAÑANA!!

ERES FELIZ, ERES TU MISMA,ERES ESPECIAL, ERES SEXY, ERES ORIGINAL, ERES DIFERENTE, ERES AUTÉNTICA … PORQUE TU ERES TU, ÚNICA!!

Y partiendo de esta base estoy preparando un taller de empoderamiento, basado en el cuento infantil la cenicienta, porque otra historia es posible…
Besos Molones

Anuncios

12 comentarios to “No quiero ser una cenicienta: Me Empodero”

  1. Elena 6 noviembre, 2013 a 9:15 #

    Genial! Creo que ese taller hace mucha mucha falta… Más que el agua! Y se nota que hablas desde el ejemplo, que es lo que más vale!

    Gracias

  2. Mamá en Bulgaria 6 noviembre, 2013 a 11:09 #

    Me encanta, un post que sube la autoestima en lo que se tarda en leerlo! :)))

  3. El rincón de Mixka 6 noviembre, 2013 a 13:04 #

    Únicas e irrepetibles. Ni mejores, ni peores. 😉

  4. Conxi Caballero 6 noviembre, 2013 a 15:48 #

    me ha gustado mucho nena!

  5. vanessa 7 noviembre, 2013 a 1:38 #

    Ole mi chica! Me encantaría ese taller y lo sabes!

  6. pasitosgigantes 8 noviembre, 2013 a 9:34 #

    Ese taller que sea on-line POR FAVOR!!! 😉

    Un abrazo gigante!!

  7. paula sd 8 noviembre, 2013 a 12:47 #

    me encanta. Pero yo no lo practico mucho, creo.

  8. Leticia 11 noviembre, 2013 a 14:49 #

    Me ha encantado leerte. Creo que es muy necesario ese taller de empoderamiento. Llevamos años de sumisión y machaque, tantos que algunas mujeres parecen llevar su huella impresa en el ADN. Me gusta especialmente eso de no esperar que nadie venga a rescatarme. Hay que ponerlo en práctica, sin duda.
    Besos.

  9. Miss y Mister Golosina 12 noviembre, 2013 a 14:56 #

    Genial! arriba el empoderamiento 🙂

  10. Dácil 5 marzo, 2014 a 19:26 #

    Me encanta tu post. Yo miro la vida con optimismo y así soy feliz, pero hasta ahora el que lleva la carga económica siempre ha sido mi marido. Y eso que yo intento con todas mis fuerzas ser económicamente independiente. Por mucho que trabajo solo opto a trabajos basura y llevar una ayudita al hogar, que no está mal. No me quejo, pero esa dependencia económica la llevo con resignación. Sé que al final mi trabajo dará sus frutos y podré optar a ese emponderamiento del que hablas en todas las facetas de mi vida 😀

  11. NicePonis 5 marzo, 2014 a 21:05 #

    Me encantaaaaaaaaa!!!!

  12. merak luna 10 marzo, 2014 a 22:15 #

    Tu post es un subidob de autoestima… yo soy una persona por naturaleza pesimista, muy critica conmigo misma. Me encantaria tener mas confianza en mi misma pero, sobre todo, no transmitirle mis carenciad a mis hijos, educarlos con mas amor propio. Eso de “quererte para que te quieran” es fantastico, pero llevarlo a la practica cuesta…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: