Cuando la bata blanca no es suficiente…

9 Sep

Medicalizar es aplicar medicamentos o hacer intervenciones médicas innecesarias o excesivas.

Para mi medicalizar es convertir situaciones que han sido siempre normales en cuadros patológicos. Pretender resolver a través de la medicina, situaciones sociales, personales o de relación.

Ahora necesitamos una bata blanca que nos normalice lo que nos pasa o que nos de una solución rápida para sanar el dolor.

Después de 13 años trabajando con personas y con una bata blanca puesta que sin duda me da una autoridad frente al otro, me reafirmo en mi postulado que hemos hecho al paciente mas tonto de lo que es. Le hemos creado dependencia del sistema, le hemos puesto una etiqueta a TODO lo que ocurre y por supuesto le hemos dado una solución en comprimido.

Y yo me pregunto, es necesario? Pues seguramente NO.

Sin duda esto se debe a muchos factores, algunos de ellos pueden ser;

1.- La disminución de los niveles de tolerancia.

La Sociedad ha experimentado una reducción del nivel de tolerancia al dolor y al sufrimiento y precisa de una atención sanitaria para situaciones que antes eran aceptadas y en familia o en comunidad resueltas.

Es decir, que si alguien quien quieres ha muerto, tienes que llorar, tienes que pasar tu duelo, llorar todo lo que puedas y mas y recorrer todas las fases para poder superarlo o al menos aprender a vivir con ello.

Pero nos incomoda el sufrimiento, nos pone nerviosos que la gente llore. Cuantas veces hemos oído eso de ; no llores mujer… O pedir perdón por llorar. NO, llorar es sano y es bueno hacerlo.

Y es que no sabemos que hacer ante el sufrimiento porque seguramente no hay que hacer nada, solo acompañar al otro, difícil tarea en la sociedad del individualismo.

2.- Soluciones inmediatas cuanto mas rápidas mejor.

Por supuesto en el día a día de la inmediatez queremos lo mismo para nuestros problemas. Queremos que se solucione el problema y cuanto más rápido mejor. Y vamos al sanitario para que nos de una respuesta rápida, pero claro si un refriado necesita una semana para curarse, algunos problemas familiares, sociales o del alma necesitaran su tiempo no??

Y todo este rollazo que os he metido era para decir que debemos devolverle a la persona el control de sus emociones, el poder del grupo, de la familia, de la comunidad.

Dejar que las heridas se cicatricen como siempre han hecho despacito, con tiempo y rodeado de los nuestros.

Acompañados de los que te quieren, a los que les importas.

Besos Molones

Anuncios

11 comentarios to “Cuando la bata blanca no es suficiente…”

  1. Conxi Caballero 9 septiembre, 2013 a 8:23 #

    Verdades como templos acabas de describir. Es la era de la etiqueta, toda enfermedad o síndrome debe tener nombre y apellido y a veces nos se trata de saber que sucede, es lo de menos, a veces se trata de como hacerle frente y como ponerle remedio…

  2. Marta 9 septiembre, 2013 a 11:26 #

    Yo no sé la gente, pero a mi ver una bata blanca, me impone, me da la impresión que saben más. Tengo respeto y me siento segura cuando estoy en manos de enfermeros o médicos. (y vengo de familia de médicos, estoy con un enfermero…) Pero si es verdad, que el paciente pierde toda independencia frente a los “batas blancas”, y que quiere, -porque necesitar no es la palabra- una solución o remedio a sus problemas cuanto antes.
    Y las personas, sean pacientes o no, necesitan de tiempo para solucionar sus propios sufrimientos.

    Besos especiales.

    • ruthenmeyer 9 septiembre, 2013 a 11:29 #

      Sin duda hemos perdido la capacidad de escuchar al otro. Mis compañeros médicos me dicen que de 20 visitas que hacen 18 son problemas sociales que desembocan o dan síntomas físicos. Si no vamos a la raíz del problema eso no se soluciona.

      Gracias por leerme marta

      • Marta 9 septiembre, 2013 a 17:10 #

        Eso es cierto, mucha gente tan sólo necesita que la escuchen…

    • Conxi Caballero 9 septiembre, 2013 a 11:41 #

      Ostras Marta pues yo tengo mucha desconfianza en los médicos jajaajaj, cada vez me parezco más a mi padre en ese aspecto…

      • Marta 9 septiembre, 2013 a 17:11 #

        Jajaja, yo… me dejo llevar.

  3. El rincón de Mixka 9 septiembre, 2013 a 11:42 #

    Pues me has vuelto a tocar la fibra nena…

    En esto que te voy a contar se mezclan quizá dos temas. Te cuento y tú sacas tus propias conclusiones.

    Mi… “historia” que la conoce ya medio mundo, pero posiblemente tú aún no… Fue que cuando mi enano tenía mes y medio, y por causas que ahora mismo no voy a explicar. (Si te lees las sombras de mi maternidad en el blog, te enterarás mucho mejor. Ahí lo cuento todo). El caso es que yo me vi hecha un mierda, como una colilla tirada y emocionalmente como una auténtica braga. Me dirigí al médico y le expuse mi situación. En pleno puerperio, con las hormonas revueltas, criar a mi hijo SOLA y un proceso de divorcio… Un cóctel explosivo. Le dije que necesitaba ayuda para superarlo… Me derivó al psicólogo… Y aquí ya entro en harina, lo anterior era sólo para ponerte en antecedente de lo que te quería contar. Me dieron cita para seis meses. ¡SEIS MESES! Cuando pasó el tiempo, una semana antes de la cita me volvieron a llamar para RETRASAR la cita. Obviamente, me tocó asumir y salir del agujero yo sola. Pude hacerlo, no me quedó más remedio. Somos animales, somos supervivientes. Tuve que llorar lo que no está en los escritos, me enfadé, con el mundo, con mi ex, con mi hijo, con mis padres, con mi entorno, luego… pasé olímpicamente de todo el mundo (menos de mi hijo), y luego asumí que debía continuar viviendo. Quiero decir que todo ese duelo lo pasé yo sola, sin ayuda. Y hoy puedo decir que ningún psicólogo me hubiera ayudado a hacerlo mejor de lo que yo lo hice. ¿Por qué no llorar? ¿Por qué es malo llorar? Llorar es una manera de expresar sentimientos, alegrías, penas, emoción, risa… Es una forma de conocernos mejor, que saber cuál es nuestro límite.

    Las personas de mi entorno fueron las que hicieron de bastón. Las que simplemente estando y respetando mis momentos de euforia y bajón me ayudaron a salir adelante. Y yo misma obviamente. Hoy sé, hoy estoy segura que manifestar y vomitar mis sentimientos fue mi mejor terapia.

    (Joder qué chapa te he soltado hija… jajajajajajajaja)

    Espero que no te hayas dormido leyendo mi comentario… 😛

    • ruthenmeyer 9 septiembre, 2013 a 11:49 #

      Siento tocarte la fibra, tengo ese don en general mis compañeros dicen que se tocar el botón del llanto.
      Pues tu experiencia ratifica mis palabras, nadie mejor que tu misma para ayudarte. Ningún psicólogo podría hacer el trabajo que tu hiciste, seguramente y si tienes suerte y das con un buen profesional te hará un acompañamiento, pero el trabajo es todo tuyo.
      Y eso es lo que yo reclamo, devolvamos el poder a la gente.

      Gracias por leerme Vero!!

      • El rincón de Mixka 9 septiembre, 2013 a 11:53 #

        Eso es!!! Veo que después del chaporro, he sabido hacerte llegar el mensaje. Un besazo guapa!!

  4. dieguitoelmalo 9 septiembre, 2013 a 15:48 #

    Totalmente deacuerdo:
    Todos a lo largo de nuestra vida nos enfrentamos a situaciones difíciles y la manera de enfrentarse a ellas marca la diferencia. El dolor, cuando no es verdugo, es un gran maestro.

  5. Diario de una Madre 10 septiembre, 2013 a 11:32 #

    Genial, no puedo estar más de acuerdo en lo que comentas! Yo soy de las que pienso que llorar es bueno y que no todo se arregla con un medicamento. Me gusta tu forma de expresarte.
    Un besito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: