Me escuchas?

5 Sep

Ruido, a veces solo consigo oír ruido.

Cuando me pasa eso tengo que apagar el motor y ponerme en off.
No quiero oír nada, no quiero explicar nada, solo respirar el silencio. Despacito, desconectarme del mundo para volver a él con mas fuerza.

Por mi trabajo he aprendido a ponerme en silencio y a escuchar todo lo que el otro me dice con palabras y todo lo que me dice sin ellas. Y casi siempre lo que no me dice me da mas pistas de lo que verdaderamente le pasa.

Decirle a alguien que estas bien cuando tu cuerpo esta dando otro mensaje no sirve de nada. Pero seguramente tienes que hacer tu propio proceso para elaborar lo que te pasa y buscar a alguien que te escuche sin juicios.

Tenemos dos orejas y una boca. Eso debe ser por algo, no? Igual porque deberíamos escuchar mas y hablar menos.
Eso intento enseñarles a mis hijos, que aprendan a escuchar al otro, a oír lo que su amigo, su profesora, su padre o yo misma le decimos.

No es fácil, eh?? Resulta difícil callar y elaborar todo lo que el otro te dice, sin saltar directamente a la yugular.
Y en mi vida personal estoy aprendiendo a parar incluso cuando me siento atacada y pensar una respuesta. Dar espacio ayuda a ver en frio las situaciones menos graves.

Muchas veces alguien te ataca o te grita, pero en realidad no va contigo, esta enfadado con el mundo o con su entorno cercano y no contigo. Y si consigues parar, no responder directamente puedes verlo.

Crees que puedes hacerlo? Puedes parar contar hasta 100 y contestar?

No seamos ruido para los demás, consigamos llegarle al otro.
Hagámoslo juntas.

Besos Molones.

Anuncios

7 comentarios to “Me escuchas?”

  1. maite 5 septiembre, 2013 a 9:29 #

    Si quieres ser sabio, aprende a interrogar razonablemente, a escuchar con atención, a responder serenamente y a callar cuando no tengas nada que decir.
    Besitos matinales.

  2. El rincón de Mixka 5 septiembre, 2013 a 11:46 #

    Me ha encantado el mensaje.

    Yo no me dedico a nada de eso. Pero a través del curro he hecho veinte mil cursos de atención al cliente, trabajo en equipo, bla bla bla… Escucha activa, empatía, bla bla bla. Y la teoría nos la sabemos (algunos no…) de memoria. Lo difícil es llevarlo a cabo. Hacer una reflexión interior, PARAR, y mirarse hacia dentro. Escuchar y no prejuzgar es algo básico.

    Ese término que has usado “ruido”, muy técnico, pero totalmente real. Es la mayor barrera que nos ponemos los seres humanos. Y lo curioso es que nos la ponemos nosotros mismos.

    Buen mensaje. Parar. Reflexionar. Mirar alrededor. Actuar. Te invito a que te leas un post que escribí sobre este tema. Se llama: Feliz lunes… En vacaciones, afila el hacha. Va muy en la línea de lo que tú hablas.

    Un besote y chica… divaga más a menudo… jjajajajajaja 😉

    • ruthenmeyer 5 septiembre, 2013 a 12:15 #

      Jajajajajjaa gracias por tus palabras. Me leeré tu post!! Es muy muy dificil parar sobretodo cuando vas en bajada y a tope.
      Me alegra que te gusten mis divagaciones!!

      Besos Molones

  3. Conxi Caballero 5 septiembre, 2013 a 12:13 #

    Es algo que tengo que depurar, y mucho, soy muy muy impulsiva y me cuesta poco ponerme a la defensiva, ya me conoces. Y el buen ejemplo no se lo doy a mis hijos…

    • ruthenmeyer 5 septiembre, 2013 a 12:19 #

      Es muy dificil reprimir esa primera reacción cuando te sientes atacada. Yo también lo hago. Lo que pasa es que me he dado cuenta que dejando espacio las cosas no se ven igual. Y tu humor negro me encanta Conxi!!!

  4. Marta 6 septiembre, 2013 a 8:27 #

    Señorita Molona,

    Al comenzar a leer, me ha llegado a la cabeza la canción de “Ruido” del último cantajuego, que mis hijas y yo cantamos a voz en grito en el coche. Y no salta el airbag de los taponazos que damos, porque no le ha dado la gana, pero en una de estas, salta, seguro!
    Después, he pensado en una cosa que leí o me contaron, no lo recuerdo bien, pero el caso es que lo aprendí, y a partir de ahí, lo utilizo siempre (aquí me desvio de tu mensaje original del post, pero…) y es que cuando alguien no te está viendo, entiéndase por ello, que le estés hablando por teléfono, siempre hay que poner una sonrisa. El tono de voz es distinto, la manera de transmitir cualquier mensaje es distinto. Esto me ha servido para el trabajo, en el que actualmente tengo que hablar mucho con la gente, y también cuando estoy de cara al público, o en una conversación con gente que no es de mi entorno habitual.
    Dicho esto, yo soy impulsiva, y muy directa, suelo decir las cosas en cuanto me vienen a la cabeza, y eso está bien el algunos momentos, porque se ve la sinceridad, y en otros momentos, no tan bien. He aprendido a callar en algunas ocasiones, pero si me preguntan directamente, no callo.

    Apunto tu última frase, para mi enseñanza particular.

    Gracias, besos amorosos!

    • ruthenmeyer 6 septiembre, 2013 a 8:37 #

      Gracias Marta por tus palabras me han encantado!! Sin duda es verdad que si sonríes por teléfono al otro le llega, y las cosas empiezan mejor.
      Soy impulsiva, y demasiado sincera pero estoy aprendiendo a parar cuando algo me enfurece mucho porque con el paso de las horas no lo veo tan grave la verdad!!

      Por cierto, me pirra ser la srta molona! Jajajajjajajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: