Deudas con el ciberespacio

21 Ago

El mundo virtual tiene algo de mágico. Una de esas cosas mágicas es que al dejar cosas escritas en este cibermundo alguien las recoge en un momento determinado y le ayuda en su problema el saber que alguien mas ha pasado por ello.

Y eso es lo que voy a hacer hoy. Devolverle un poco de lo que me dio a mi Internet cuando tanto lo necesite.

He estado embarazada 5 veces, pero tengo 2 hijos.

Quedarse embarazada no es sinónimo de tener un hijo. Eso lo aprendí a golpes. La verdad es que para mi el embarazo era un medio para conseguir un fin.

La primera vez que me quede embarazada fue todo maravilloso. Ni me podía plantear que algo pudiera ir mal pero lo fue y acabó en aborto espontáneo en el baño de mi casa. No se ni lo que llegue a llorar. Y no tanto por el aborto en si, si no por las ilusiones que se marcharon con ello. La inocencia que perdí.

El segundo fue un aborto bioquímico, pocos días de ilusión.

El tercero fue para mi lo peor. Semanas y semanas esperando a ver si aquello seguía para adelante o no. Reposo, dudas, miedo. Todo mezclado con dosis y dosis de hormonas. Al final quirófano y legrado al canto.Lo peor sin duda de todo lo vivido, mas que los abortos en si, fue la falta de empatia que encontré en los profesionales.

Las frases de supuesto apoyo no me ayudaban nada. Algunas las llevo clavadas:

– No te preocupes mujer, eres joven. A la próxima.

– Hasta tres abortos entra dentro de la normalidad. Es cuestión de mala suerte( tócate los …)

Y para mi el peor de todos:

– Igual la madre naturaleza no quiere que tu tengas hijos.

Bueno, aquí si que le contesté claro. Le dije, perdona? Soy trabajadora social veo madres que hacen aberraciones a sus hijos así que si la madre naturaleza es tan super sabia a estas madres las hubiera castrado naturalmente. Y me marche.

Todo esto que esta explicado en pocas líneas duró dos largos años.

En este tiempo pase por todas las fases que se puedan pasar pero jamás me rendí. Supongo que porque mi compañero de vida nunca dejo que me cayera. Me prometió que tendríamos una familia que lucharíamos por ella y que de una forma u otra este sueño lo conseguiríamos juntos. Y sabéis, yo siempre le creí.

En este largo tiempo si algo me ayudó muchísimo fueron las vivencias de otras chicas, las que habían pasado por ello y ahora tenían a su bebe en brazos, me daba mucha esperanza.

Y eso voy a hacer, dar esperanza. Porque es una deuda que tengo.

Si estas pasando por ello, no dejes de luchar, no dejes que tipejos en bata blanca destrocen tu ilusión. Vive a tope, fija tu objetivo y ve a por él.

Yo lo conseguí y tu también puedes lograrlo.

Besos Molones

Anuncios

2 comentarios to “Deudas con el ciberespacio”

  1. Marta 10 septiembre, 2013 a 12:46 #

    Cinco!! También tengo un legrado detrás de mi, y un par de operaciones, con las que después tuve que ir a tratamiento, a ver si podía tener hijos.
    No siempre se puede, pero no hay que perder la esperanza 🙂 Bonito post.

    Besos especiales

    • ruthenmeyer 10 septiembre, 2013 a 13:34 #

      Gracias Marta, siempre hay un camino alternativo, solo hay que encontrarlo y estar dispuesto!!

      Besos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: